Real Decreto del 22 de Marzo

Con la publicación del Real Decreto-Ley 4/2015 del 22 de marzo , y sus posteriores disposiciones y modificaciones el 10 de septiembre de 2015, se ha publicado en el BOE la Ley 30/2015, de 9 de septiembre, por la que se regula el Sistema de Formación Profesional para el empleo en el ámbito laboral.
Esta Ley modifica la anterior legislación del Subsistema de formación para el empleo. Las empresas privadas que cotizan por la contingencia de formación profesional, disponen de un crédito para la realización de la formación programada a empresas (antigua formación bonificada). Este crédito o fondo formativo resulta de aplicar a la cantidad ingresada por la empresa en concepto de formación profesional en el año anterior, un porcentaje de bonificación que va en función de la plantilla media de la empresa.
Las empresas eligen y deciden las acciones formativas que responden a sus necesidades reales. Estas acciones formativas, se bonifican a través de los boletines de cotización a la Seguridad Social de la formación que reciben sus empleados; para ello han de cumplir una serie de requisitos.

  • Ser Empresas de Titularidad Privada
  • Estar al corriente en los pagos a la Seguridad Social y a Hacienda

Como calcular tu crédito

El crédito disponible para las empresas durante el presente ejercicio se calcula a partir de dos datos: lo cotizado por la empresa en concepto de Formación Profesional en el año anterior y el tamaño de su plantilla, que determinará el porcentaje del importe cotizado al cual tiene derecho la empresa:

  • Empresas de 1 a 9 trabajadores: 100%.
  • De 10 a 49 trabajadores: 75%.
  • De 50 a 249 trabajadores: 60%.
  • De 250 o más trabajadores: 50%.
Es decir, las empresas que tengan una plantilla media comprendida entre 1 y 9 trabajadores, el crédito formativo que les corresponde será el 100% de su cuota de formación profesional.
Las empresas que tienen una plantilla media entre 10 y 49 trabajadores,le será devuelto a modo de crédito formativo el 75 de % de el mismo, y así sucesivamente, como indica el resumen anterior. La formación es 100% bonificada para todas las empresas , lo que ocurre es que dependiendo de la plantilla media de cada una, la cantidad que le devolverán será igual o inferior a lo abonado.